miércoles, 2 de mayo de 2012

EL PODER CURATIVO DE LOS ALIMENTOS: ALIMENTOS SALUDABLES, LA MEJOR MEDICINA CONTRA LAS ENFERMEDADES CRÓNICAS


En ocasiones, el mejor remedio para combatir enfermedades de carácter crónico no se encuentra en la medicina, sino en seguir una dieta equilibrada. Efectivamente, la alimentación es un factor clave para mantenerse sano y en perfectas condiciones físicas, y más hoy día teniendo en cuenta el ritmo tan estresante e intenso en el que se vive.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades crónicas van a seguir aumentando su incidencia, y se espera que en el año 2020 éstas sean las responsables del 75% de las muertes en todo el mundo. Por ello, se hace necesario prevenir los riesgos de estas enfermedades, en contrando en las propiedades saludables de los alimentos habituales de una dieta equilibrada, la mejor medicina.

Actualmente, una de las principales preocupaciones de las sociedades desarrolladas es la salud. Sin embargo, el ritmo de vida en el que vivimos inmersos provoca que se estén abandonando los hábitos alimentarios saludables, un factor clave para prevenir todo tipo de enfermedades.

Los expertos coinciden en que cuando las personas siguen una dieta equilibrada de manera continuada, el organismo adquiere una mayor capacidad de respuesta ante posibles incidencias sobre la salud. La correcta alimentación y el desarrollo de alimentos con propiedades más saludables son la clave para contribuir a prevenir uno de los principales riesgos, como es el hecho de padecer enfermedades crónicas.

Luchar contra esta situación puede estar a nuestro alcance.

Hasta hace pocos años la principal preocupación de la población era la calidad o la seguridad de los alimentos, ahora, además,  existe una gran exigencia de que estos productos sean aún más saludables.

Se debe tener muy presente que los alimentos deben seguir siendo alimentos, y deben demostrar sus efectos en las cantidades en que normalmente se consumen en la dieta. Así que, no puede tratarse de comprimidos ni cápsulass, sino de alimentos que formen parte de una dieta habitual. "Menos pastilla y más manzanas".

En definitiva, hay que orientar en el futuro el desarrollo y la producción de alimentos hacia una nutrición verdaderamente óptima, entendida como el consumo de alimentos que produzcan un beneficio claro y demostrable para la prevención de padecer enfermedades crónicas, tales como las diabetes, obesidad, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, cáncer y enfermedades osteoarticulares. Como ya afirmara en su tiempo Hipócrates "que la comida sea nuestro alimento y el alimento nuestra verdadera medicina".

No hay comentarios:

Publicar un comentario